Las diez claves del éxito de la fabricación en el extranjero

Cómo tener éxito en la fabricación en el extranjero

Hace más de una década, escribí un artículo para una revista de la cadena de suministro sobre lo que yo y los abogados especializados en fabricación internacional de mi bufete considerábamos las diez claves del éxito de la fabricación en el extranjero. Aunque la revista ya no existe, hace poco redescubrí el artículo cuando un cliente potencial me dijo que "todavía es lectura obligatoria" en su empresa. Le pedí que me enviara un ejemplar, y lo que sigue es una versión actualizada de ese artículo.

Si sigue estos diez principios clave, aumentará considerablemente sus posibilidades de éxito en la fabricación en el extranjero. He aquí un breve resumen de las diez claves:

  1. Elegir al fabricante adecuado: La diligencia debida es crucial para encontrar un socio fiable.
  2. Utilice documentación detallada: Una documentación clara y completa ayuda a mantener la calidad.
  3. Mantener la presencia en fábrica: Las visitas periódicas o el control de calidad por terceros pueden garantizar el cumplimiento de sus normas.
  4. Realice inspecciones periódicas de los productos: Las inspecciones durante y después de la producción detectan a tiempo los problemas de calidad.
  5. Gestión de muestras aprobadas: Una muestra aprobada establece un punto de referencia claro para la producción.
  6. Implemente contratos sólidos: Los contratos sólidos protegen tus intereses y establecen expectativas claras.
  7. Comunicación clara y establecimiento de relaciones: La comunicación eficaz y la comprensión cultural son vitales.
  8. Prevea posibles retrasos: Anticiparse a los retrasos ayuda a gestionar los plazos con más eficacia.
  9. Proteja su propiedad intelectual: Salvaguardar su propiedad intelectual es esencial en la fabricación en el extranjero.
  10. Construir el éxito a largo plazo: Invertir tiempo y esfuerzo en estas áreas puede impulsar su crecimiento y competitividad a largo plazo.

1. Elija el fabricante adecuado

Elija al fabricante adecuado. Los buenos fabricantes hacen buenos productos y los entregan a tiempo. Los malos, no. Actúe con la diligencia debida. Es lo más importante que puede hacer. Si elige un mal fabricante, casi todo lo que se indica a continuación será una pérdida de tiempo y dinero.

Investigue a fondo para identificar posibles socios con un historial demostrado de calidad y entrega puntual. Tenga en cuenta factores como su experiencia con productos similares, su estabilidad financiera y su capacidad de producción. Si es posible, visite las posibles fábricas para evaluar su infraestructura, estilo de gestión y capacidad de mano de obra. Si no puede visitarlas, lo mejor es que una persona de confianza lo haga en su nombre. Pida referencias a contactos del sector y asista a ferias comerciales para ampliar sus opciones. No tenga miedo de negociar precios y condiciones, pero dé prioridad a la calidad sobre los costes mínimos.

2. Utilizar documentación detallada

Utilice listas de comprobación bilingües, detalladas y acordadas en fábrica que documenten las especificaciones de su producto y los criterios para inspeccionarlo antes de su envío. Crear este tipo de documentación lleva tiempo y mucho trabajo, pero poner en marcha estos procesos es importante para evitar problemas.

La lista de control de calidad debe incluir lo siguiente:

    • Embalaje del artículo
    • Clasificación de los defectos de los artículos (qué se considera un defecto y con qué gravedad)
    • Tamaño del artículo y otras especificaciones
    • Funcionalidad del artículo y cómo se comprueba

Debe asegurarse de que su fábrica está de acuerdo con cada uno de los puntos de su lista de comprobación, y debe plasmarlo en un contrato de fabricación específico para cada país.

3. Mantener una presencia de fábrica

Establecer una presencia en su fábrica en el extranjero demuestra su compromiso con la asociación y permite una supervisión más estrecha de la producción. Considere la posibilidad de asociarse con una empresa externa de control de calidad o de enviar a su propio representante a la fábrica con regularidad. Esta presencia física garantiza que la fábrica asocie su presencia con su producción y les ayudará a responsabilizarse del cumplimiento de sus normas.

4. Realice inspecciones periódicas de los productos

Las inspecciones periódicas de los productos, tanto durante la producción (DUPRO) como antes del envío final, son vitales para detectar y corregir a tiempo los problemas de calidad. Las inspecciones deben llevarse a cabo de forma coherente utilizando criterios claramente definidos. Colabore con el equipo de control de calidad de la fábrica para revisar los resultados de las inspecciones y abordar con prontitud cualquier problema detectado. Este enfoque colaborativo fomenta la confianza y garantiza un control de calidad coherente.

5. Aprobar la gestión de muestras

Una muestra física aprobada debe servir como patrón oro para su producto. Mantenga dos copias, una en su oficina y otra en la fábrica, para asegurarse de que todo el mundo hace referencia a las mismas especificaciones del producto. Las revisiones son inevitables, así que implante un sistema de control de versiones para hacer un seguimiento de las modificaciones realizadas en la muestra aprobada. Si hace referencia sistemáticamente a la muestra aprobada, minimizará las discrepancias y se asegurará de que el producto final cumple sus expectativas.

6. Utilizar contratos de fabricación adecuados

Los buenos contratos ayudan a mantener la calidad y la puntualidad de las entregas, y protegen su propiedad intelectual. A los fabricantes extranjeros, como a todas las empresas, no les gusta que les demanden. Un buen contrato incorpora sus requisitos clave y establece la responsabilidad de su proveedor extranjero si no cumple esos requisitos.

Es importante que su contrato se redacte para el país en el que está haciendo negocios. Por ejemplo, un contrato de fabricación para China debe ser muy diferente de un contrato de fabricación para México o incluso Vietnam.

7. Comunicar y construir relaciones sólidas

Establezca las expectativas por adelantado definiendo claramente los requisitos, las especificaciones y los plazos. Mantenga una comunicación regular con su socio fabricante para identificar y abordar cualquier posible problema desde el principio. Responda con prontitud a las preguntas e inquietudes para demostrar profesionalidad y generar confianza. Si da prioridad a una comunicación clara, podrá garantizar un proceso de fabricación más fluido y eficaz.

Una relación sólida con su fabricante extranjero va más allá de los contratos jurídicamente vinculantes. El respeto mutuo es primordial. Dedique tiempo a comprender su cultura y sus prácticas empresariales. Gestos sencillos, como aprender algunas frases básicas en su idioma o reconocer las fiestas culturales, contribuyen en gran medida a establecer una buena relación y a fomentar una asociación fructífera a largo plazo.

8. Prever posibles retrasos

Cuando se trabaja en el extranjero, los imprevistos pueden provocar retrasos. Asegúrese de tenerlo en cuenta en su planificación. Las inspecciones aduaneras, las vacaciones en el país de fabricación o incluso la escasez de material pueden alterar los plazos. Contar con tiempo de reserva y establecer canales de comunicación claros con su socio le ayudará a sortear estas situaciones con eficacia. Si planifica de forma proactiva los posibles retrasos, podrá minimizar su impacto en el plazo total del proyecto.

9. Proteja su propiedad intelectual

Si fabrica su producto en el extranjero, expondrá su propiedad intelectual (PI) a nuevos riesgos. A continuación encontrará información básica sobre lo que debe hacer para proteger su propiedad intelectual cuando fabrique en el extranjero.

  • Registro de marcas: Consiga el registro de marcas en los países en los que piensa fabricar y vender sus productos. Esto establece la propiedad y la protección jurídica de su marca y sus logotipos.
  • Acuerdos de confidencialidad: Haga que su fabricante (y a veces cualquier subcontratista) firme acuerdos NNN que exijan que protejan su información patentada, incluidos diseños, secretos comerciales y conocimientos técnicos. Los acuerdos NNN de estilo occidental rara vez funcionan y suelen ser peor que nada.
  • Salvaguardias contractuales: Incluya en sus contratos de fabricación disposiciones firmes sobre propiedad intelectual que prohíban a su fabricante utilizar su propiedad intelectual con fines no autorizados, copiar sus diseños o vender su producto a distribuidores no autorizados.

10. Pensar a largo plazo

Seguir estos diez principios clave aumentará sus posibilidades de éxito en la fabricación en el extranjero. Si invierte tiempo y esfuerzo por adelantado, podrá establecer asociaciones de fabricación fiables y mutuamente beneficiosas.