Ley de Sociedades Revisada de China: Impactos INMEDIATOS

Revisión de la Ley de Sociedades de China

Más retos para los inversores extranjeros

La revisión de la Ley de Sociedades de China, que entrará en vigor el 1 de julio de 2024, supone un cambio significativo hacia un entorno empresarial más regulado y transparente para todas las empresas chinas registradas, tanto extranjeras como nacionales. Aunque las empresas nacionales chinas deben adaptarse, el impacto -como es lógico- será especialmente pronunciado para las empresas extranjeras.

Esta entrada de blog describe los importantes cambios introducidos por la Ley de Sociedades revisada de China, centrándose en las normas más estrictas de aportación de capital y los requisitos de transparencia mejorados. Profundiza en los retos que estos cambios plantean a las empresas extranjeras, como la obtención de financiación adecuada y el mantenimiento de registros detallados de información. A continuación, presenta estrategias alternativas de entrada en el mercado chino, como acuerdos de distribución y licencia, que las empresas extranjeras utilizan cada vez más para navegar por el entorno empresarial chino, cada vez más duro y arriesgado.

China endurece sus normas sobre aportaciones de capital

Una de las revisiones más impactantes se refiere a las aportaciones de capital. Se acabaron las disposiciones flexibles de la ley de 2014. Ahora, tanto las empresas de nueva creación como las ya existentes (con un periodo de gracia hasta el 30 de junio de 2027) deben aportar íntegramente su capital social en un plazo estricto de cinco años. Este enfoque más estricto obliga a las empresas a asegurarse una financiación adecuada por adelantado, promoviendo una planificación financiera responsable desde el principio. Si su empresa no ha realizado íntegramente la aportación de capital requerida, este planteamiento más estricto le afecta.

Para las empresas con un plan de financiación sólido y un claro camino hacia la rentabilidad, esta revisión no presenta mayores obstáculos. Sin embargo, las que tienen dificultades para conseguir financiación o carecen de un modelo de negocio viable pueden tener dificultades para cumplir la normativa. Las empresas en esta situación deben considerar estrategias alternativas de entrada en el mercado o incluso una salida del mercado chino antes de la fecha límite de 2027 para evitar sanciones como multas, daños a la solvencia, una reputación empañada o un cierre total.

La transparencia ocupa un lugar central

La revisada Ley de Sociedades de China da prioridad a la transparencia a través de estrictas normas de divulgación. Tanto las empresas nuevas como las ya existentes deben informar meticulosamente sobre los detalles de sus aportaciones de capital, incluyendo lo siguiente

1. Importe total suscrito y pagado

Esto es necesario para asegurarse de que las empresas ofrecen una imagen clara de su salud financiera y del nivel de compromiso de sus accionistas.

2. Métodos de contribución

Los inversores obtienen información sobre las diversas fuentes de financiación utilizadas para establecer o mantener la base de capital de la empresa.

3. Calendario

La transparencia en cuanto al calendario de las aportaciones de capital permite evaluar mejor la trayectoria financiera de la empresa.

4. Cambios en la estructura accionarial

La revelación de cualquier cambio en la propiedad ayuda a mantener una imagen clara de quién controla la empresa y reduce la posibilidad de agendas ocultas o manipulación.

Esta información debe comunicarse al gobierno chino en un plazo de 20 días laborables a partir de cualquier modificación.

Esta mayor transparencia pretende fomentar un entorno empresarial más responsable, reduciendo la posibilidad de discrepancias financieras y mala gestión empresarial que han asolado China en el pasado. Es probable que las empresas extranjeras con un historial de sólidas prácticas de gobierno corporativo se beneficien de este cambio, ya que su compromiso con la transparencia encaja bien con la nueva normativa. Las empresas que no quieran que el gobierno chino y el público conozcan sus entresijos no estarán contentas.

Estrategias alternativas de entrada en el mercado chino

La revisión de la Ley de Sociedades de China, unida a la evolución del panorama geopolítico, está haciendo que las empresas reevalúen sus estrategias de entrada en el mercado chino. Atrás quedaron los días en los que crear una filial china era la forma por defecto de entrar en el mercado chino.

De 2007 a 2017, mi bufete constituyó al menos 100 sociedades chinas para empresas extranjeras que querían aprovechar el mercado chino. Desde 2017 hasta la actualidad, hemos constituido menos de diez. Nuestros clientes trataron de evitar los riesgos de China tratando de mantener una huella en China lo más ligera posible.

Por lo general, lo hicieron a través de acuerdos de distribución y acuerdos de licencia, y redactamos al menos cinco veces el número de estos acuerdos cada año desde 2017 que en cualquier año anterior a 2017.

1. Acuerdos de distribución

Los acuerdos de distribución permiten a las empresas extranjeras asociarse con distribuidores chinos establecidos para vender sus productos o servicios. Este enfoque ofrece varias ventajas:

Reducción de la carga reglamentaria

Asociarse con una entidad local mediante un acuerdo de distribución simplifica el proceso de navegar por la compleja normativa china. La experiencia y las relaciones consolidadas del distribuidor chino pueden ayudar a las empresas extranjeras a evitar costosos retrasos y pasos en falso.

Entrada más rápida y barata en el mercado chino

Aprovechar los canales de distribución existentes en China permite a las empresas extranjeras llegar a un mercado chino más amplio de forma rápida y económica. Al asociarse con un distribuidor chino con una base de clientes y una red establecidas, las empresas extranjeras pueden obtener un acceso casi inmediato al mercado chino.

Experiencia localizada en China

Los socios chinos ofrecen valiosos conocimientos sobre las preferencias de los consumidores locales, las estrategias de marketing y los matices culturales fundamentales para el éxito. Un distribuidor chino local puede ayudar a las empresas extranjeras a adaptar sus productos y servicios al mercado chino, evitando errores costosos y garantizando la resonancia entre el público local.

Sin embargo, hay que tener muy en cuenta:

Claridad contractual: Los acuerdos de distribución en China deben definir claramente las responsabilidades, incluidos los objetivos de ventas, las campañas de marketing y publicidad, el servicio de atención al cliente, la asistencia técnica, las estrategias de precios, los márgenes de beneficio y la traducción de manuales de productos y materiales de marketing.
Cumplimiento de la normativa: Debe asegurarse de que todos sus acuerdos cumplen la legislación china.

Para saber más sobre lo que se necesita para vender su producto o servicio en China a través de un acuerdo de distribución, consulte Contratos de distribución en China.

2. Acuerdos de licencia

Los acuerdos de licencia implican conceder a un licenciatario chino permiso para producir, vender o distribuir su propiedad intelectual (PI) a cambio de una tarifa. La concesión de licencias ofrece varias ventajas:

Inversión limitada

Las empresas extranjeras no necesitan establecer una presencia física en China ni realizar grandes inversiones por adelantado. Esto resulta especialmente atractivo para las empresas con recursos limitados o las que dudan en comprometerse con una inversión a largo plazo en un mercado desconocido.

Generación de ingresos

Los acuerdos de licencia pueden proporcionar un flujo de ingresos constante a través de cánones o tasas sin las complejidades operativas que conlleva la gestión de una filial. Esto puede crear un flujo de ingresos constante al tiempo que minimiza la implicación directa en las operaciones cotidianas en China.

Penetración en el mercado

Asociarse con empresas locales que tienen una presencia consolidada en el mercado puede facilitar una aceptación e integración más rápidas de los productos. Los licenciatarios suelen conocer mejor la dinámica del mercado y las preferencias de los consumidores.

Sin embargo, esta estrategia requiere:

Proteger su propiedad intelectual: Debe aplicar medidas estrictas para salvaguardar su propiedad intelectual, incluidas cláusulas contractuales detalladas y una supervisión continua. Esto puede incluir auditorías periódicas y acciones legales para evitar usos indebidos o infracciones.
Selección de socios fiables: Debe asegurarse de elegir licenciatarios con una sólida reputación y un historial probado para aumentar la probabilidad de que mantengan las normas y la reputación de su marca. La diligencia debida y la gestión continua de las relaciones son esenciales para el éxito.

Para más información sobre la concesión de licencias de su tecnología o marca en China, consulte China Technology Licensing: A Comprehensive Guide y China Licensing Agreements: The Extreme Basics.

Conclusión

La revisión de la Ley de Sociedades de China pone de manifiesto la intención del gobierno chino de vigilar aún más de cerca a las empresas del país. Adaptarse a estos cambios requiere conocer estas nuevas leyes y cómo afectarán a su empresa, así como una mayor flexibilidad sobre cómo beneficiarse del mercado chino. Las empresas extranjeras que se adapten proactivamente a estos cambios y aprovechen las asociaciones locales estarán mejor posicionadas para prosperar en el cambiante mercado chino.