Hong Kong y Macao: Para usted, no son China

Diferencias jurídicas entre Hong Kong, Macao y China continental

Las regiones administrativas especiales (RAE) como Hong Kong y Macao ocupan una posición única dentro de China. En algunos aspectos, las dos RAE forman parte de China tanto como Pekín y Shanghai. Sin embargo, a efectos prácticos, son jurisdicciones separadas, y las empresas que hacen negocios en ellas deben ser conscientes de ello.

Esto puede resultar confuso para las empresas, que pueden suponer erróneamente que Hong Kong y Macao funcionan de forma idéntica a la China continental. Este artículo pretende aclarar las principales diferencias entre Hong Kong y Macao, por un lado, y China continental, por otro, y ayudar así a las empresas a navegar por estas jurisdicciones separadas de manera eficaz.

Antecedentes históricos

Hong Kong fue territorio británico hasta 1997, año en que pasó a China en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica de 1984. Macao fue territorio portugués hasta 1999, cuando se transfirió a China en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Portuguesa de 1987.

Hong Kong y Macao se entregaron a China en virtud de acuerdos separados, en el entendimiento de "Un país, dos sistemas". Este principio permite a las RAE mantener sus propios sistemas jurídicos y económicos, distintos de la China continental.

Autonomía de Hong Kong y Macao

Pese a formar parte de China, Hong Kong y Macao gozan de gran autonomía en diversos aspectos:

  • Moneda Hong Kong tiene su propia moneda, el dólar de Hong Kong (HKD), mientras que Macao utiliza la pataca macanesa (MOP). Esta moneda difiere del renminbi (RMB) utilizado en China continental.
  • Sistemas postales: Ambas RAS tienen sistemas postales independientes.
  • Controles fronterizos: Hong Kong y Macao mantienen controles fronterizos separados de China continental.
  • Idiomas oficiales: El inglés y el chino son las lenguas oficiales en Hong Kong, mientras que el portugués y el chino lo son en Macao.

Registro de marcas

Los registros de marcas en China continental no se extienden automáticamente a Hong Kong o Macao, y viceversa. Cada jurisdicción tiene su propio sistema de marcas, lo que significa que una marca registrada en China continental no ofrece protección en Hong Kong o Macao únicamente en virtud de su registro en China continental.

Por ejemplo, si tiene previsto vender sus productos o servicios en China, Hong Kong y Macao, debe solicitar el registro de su marca (y posiblemente también de su logotipo) en las tres jurisdicciones para garantizar una protección completa.

Diferentes realidades jurídicas

Los regímenes de inmigración de Hong Kong, Macao y China continental difieren considerablemente. Por ejemplo, suele ser más fácil que el personal local de Hong Kong (y/o Macao) cruce la frontera para una reunión en China continental que viceversa, debido a los diferentes requisitos de entrada. Sin embargo, muchos extranjeros, incluso los que residen en Hong Kong o Macao, necesitan un visado incluso para una visita corta a China continental.

Huelga decir que las empresas que operan tanto en China continental como en una de las RAE (o en ambas) deben tener en cuenta estas realidades jurídicas.

Consideraciones contractuales

Las empresas deben tener cuidado al firmar contratos que afecten tanto a China continental como a una (o ambas) RAE, o sólo a ambas RAE. Las empresas deben tener cuidado al firmar acuerdos que les obliguen a prestar servicios en varias jurisdicciones, ya que ello implicará cumplir varios conjuntos de leyes y reglamentos.

Del mismo modo, al firmar acuerdos de distribución u otros acuerdos comerciales, las empresas deben evaluar cuidadosamente las solicitudes de un posible socio comercial para incluir múltiples jurisdicciones. En el caso de un acuerdo de distribución, por ejemplo, el hecho de que alguien esté bien situado para ser su distribuidor en China continental, por ejemplo, no significa que también esté bien cualificado para distribuir sus productos en Hong Kong.

Conclusión

Los lectores habituales sabrán que no es la primera vez que publicamos un PSA sobre este tema. Sin embargo, seguimos observando malentendidos sobre la relación entre China, Hong Kong y Macao.

Aunque las RAE forman parte de China, es esencial reconocer en qué se diferencian de la China continental. Las empresas que operan en Hong Kong, Macao y China continental deben conocer estas diferencias para poder desenvolverse en los distintos entornos jurídicos y normativos.